CRECER HACIA EL ÉXITO

25 ene. 2016

La realización personal y la satisfacción profesional es una de las mayores preocupaciones y ocupaciones de todas las personas. ¿Quién no desea tener éxito en la vida? Sin embargo, alcanzar el éxito es todo un proceso de crecimiento y superación en el que debemos tener en cuenta algunas claves: 

1. Ser exitoso, no tiene el mismo significado para todo el mundo. Por ello, el primer paso para poder crecer hacia el éxito es tener un objetivo, una meta y sobre todo una ilusión

Este objetivo debe ser realista. Debemos ser capaces de vislumbrarlo y que esto nos genere una ilusión, una emoción interior; entonces y sólo entonces, tendremos nuestro objetivo. 

2. Una vez tenemos esa meta, hay que ponerse a trabajar para conseguirla. Es importante saber con qué herramientas contamos, tener una buena planificación, pero sobre todo, plantearse hasta dónde estoy dispuesto a llegar y a dar de mí para poder conseguirlo. Trabajo, esfuerzo y perseverancia es la segunda clave.

3. Lo siguiente, es preguntarse qué estoy haciendo yo para conseguir ese objetivo. Dejar de lado, el cuándo, el cómo o si voy a lograrlo. Cuando tú tienes dudas, cuando tú dejas de trabajar y esforzarte, toda la competencia que tienes alrededor, lo está haciendo en tu lugar

En este momento, es muy importante tener esa fuerza de voluntad para hacer todo aquello que esté en mi mano y que me lleve a destacar ante mi competencia. 

4. El camino es largo y habrá momentos en los que mucha gente e incluso tú mismo, digáis que no sois capaces, que es algo imposible y que no vale la pena tanto esfuerzo; pero es aquí, cuando debes recordar cuál es tu pasión para involucrarte de nuevo en aquello que amas. 

Caerse está permitido, pero levantarse y salir adelante con más fuerza es una obligación. Levántate, que nada te deje por el camino. 

5. Confía en ti mismo, recuerda cuáles son tus puntos fuertes para poder sacarles rendimiento y valora todos los pequeños pasos que has ido dando. Date cuenta de que tú vales para esto. 

Confía también en la gente que te rodea, y si no lo haces, trata de buscar la forma de sentirte más respaldado para poder formar un buen equipo humano que te haga todavía más fuerte. 

6. Con humildad, sin despegar nunca los pies del suelo y recordando de dónde vienes. La puerta del éxito es muy ancha pero muy bajita, todo el mundo quiere entrar en ella pero mucha gente levanta la cabeza más de lo que debe, cuidado con esto, evitemos el golpe

7. Siempre con una orientación hacia la tarea, es decir, hacia cómo está siendo nuestro proceso, qué tengo que hacer y cómo, y no tanto hacia el resultado. Debemos focalizar nuestra energía en aspectos que dependan exclusivamente de nuestro esfuerzo

8. No lo olvides, compararte con el resto no sirve para nada. Compárate con tu rendimiento de ayer, intenta ser mejor que tú mismo, aspira a superarte sin descanso. 

9. Trata de ser flexible, adáptate a las novedades y a los cambios, de esta manera, evitaremos estancarnos. Elimina las expectativas que puedas tener y recibe todo lo que llegue como un premio a tu trabajo. 

10. Enfoca todas las adversidades como retos. Tienes que ver esas adversidades como una oportunidad para superarte y ser mejor en el futuro. Cambia el enfoque, la forma de ver las cosas y pasa a tener una visión optimista

“Y si hubiera hecho...”, “y si…”; evita las lamentaciones, ahora es el momento, actúa y haz que de verdad valga la pena.

1 comentario :

  1. Me gusta mucho el ánimo que se desprende de tu artículo.
    Me parece genial incidir sobre el hecho de no caer en la lamentacion y autocompasion debilitante.No aceptar derrota sino aprendizaje y crecimiento constante.

    ResponderEliminar