ENTRENA TU MENTE: LA CONCENTRACIÓN

18 feb. 2016

Dedicamos la mayor parte del tiempo de nuestro entrenamiento en tareas y aspectos relacionados con la parte física y técnico-táctica de la actividad, pero todavía seguimos descuidando la parte mental o psicológica. Y es esta parte, la que acaba marcando la diferencia entre un rendimiento normal o un rendimiento óptimo y excelente.

“Entrena tu mente” va a estar compuesto por cuatro artículos que iré desarrollando a lo largo de las semanas y que nos van a ayudar a introducir esa parte psicológica dentro de nuestro entrenamiento. Para ello, nuestro primer punto será la concentración.

La concentración es la capacidad atencional que te va a permitir estar preparado para dar tu 100%. Esta capacidad, es la que va a ayudarte a centrarte y darte cuenta de los aspectos realmente relevantes de la tarea que estás realizando.

Sin embargo, es una cualidad muy volátil y que desaparece con facilidad si no se entrena. A continuación, os propongo 10 PASOS PARA PODER MEJORARLA:

1. Céntrate en el presente evitando pensar en situaciones pasadas y/o preocuparte adelantando posibles situaciones futuras.

2. Estar concentrado implica atender a un foco y eludir u obviar el resto, por lo que deberemos eliminar cualquier tipo de distractor.

3. Fíjate un objetivo, un foco en el que centrarte y sobre el cual te valorarás.

4. Entrena siendo cada vez más exigente, con tareas más complejas que te preparen y adapten mejor para la competición.

5. Descansa, estar concentrado implica tener energía en lugar de fatiga.

6. Utiliza las visualizaciones: busca un espacio tranquilo y tómate tu tiempo para relajarte. Respira hondo y cuando lo hayas logrado, comienza a visualizar momentos importantes de tu juego que te ayuden a conseguir el objetivo que te marcaste y a anticipar posibles dificultades que te puedas encontrar; trata de resolverlas.

7. Créate una rutina que te ayude a concentrarte el día anterior a la competición y justo antes de empezar la misma (puedes llevarla a cabo por ejemplo en el vestuario).

8. La música ayuda, centra el foco atencional y aísla lo de fuera.

9. Debemos ser capaces de “enchufarnos”. Créate una palabra o frase que te ayude a motivarte. No olvides, que también debes ser capaz de “desenchufarte” para recuperar fuerzas.

10. Durante la competición, céntrate en cada jugada, termínala y entonces, pasa a la siguiente. Describe tu rendimiento, pero sin evaluarlo (bueno o malo).


¡Ya puedes empezar a entrenar tu mente, te animo a que pruebes y me cuentes el cambio!

No hay comentarios :

Publicar un comentario