ENTRENA TU MENTE: LA CONFIANZA

25 feb. 2016

¿Ver para creer o creer para ver?

“Si no lo veo, no lo creo”, solemos decir. Os propongo, que seamos capaces de dar la vuelta a esta afirmación y podamos primero creer y después ver aquello que queremos, hecho realidad.

Aunque esto lo podemos aplicar a cualquier ámbito de la vida, en este caso, quiero hablaros de la importancia de la confianza en uno mismo para alcanzar aquello a lo que aspiramos y poder ofrecer nuestra mejor versión.

Para ello, os animo a empezar a “entrenar” nuestra autoconfianza a través de las siguientes llaves, que nos permitirán creer que sí somos capaces.

1. Objetivos: márcate objetivos a corto plazo, que sean realistas y puedas alcanzar (de menos a más dificultad cada vez) y siempre enfocados a cómo realizo la tarea, en lugar de cómo resulta.

2. Cooperación: apóyate en el equipo, ayuda a tus compañeros y consigue que los objetivos colectivos también sean los tuyos. Así, conseguirás disminuir la responsabilidad en ti mismo y a la vez disfrutarás de trabajar en equipo.

3. Valora el error: el error y el fracaso forman parte del proceso de aprendizaje y crecimiento personal y deportivo. En lugar de castigarte cuando hay un fallo, asume tu parte de responsabilidad y comienza a valorarlo; si consigues aprender de ese momento, estarás empezando a mejorar.

4. Me gusta el gris: pensar que sólo existe el negro o el blanco, el todo o la nada, provoca una presión innecesaria y lleva a tener inseguridad en uno mismo puesto que no hemos conseguido esos extremos de “perfección” que nos habíamos marcado. ¡Amplia tu gama de colores!

5. Busca tus puntos fuertes y valora tus éxitos: todos somos especiales en algo, pero a menudo nos cuesta saber en qué. Comienza tu búsqueda y cuando encuentres lo que te hace especial, tu punto fuerte, trata de exprimirlo y sacarle partido. No olvides celebrar por todo lo alto cada éxito que logres, lo has conseguido y ha sido gracias a ti y a tu esfuerzo. No lo des por sentado.

6. Controla tus expectativas: si tienes unas expectativas muy altas, comienza por aceptar tu situación actual y da pequeños pasos hasta llegar al punto hacia el cual te quieras enfocar.

7. Positivismo: piensa y anota frases que te generen confianza y optimismo; todas han de estar formuladas en positivo (no existe el no).

8. Por último, busca a gente que te apoye, que crea en ti y en la que te puedas apoyar en todo este proceso para ser todavía más fuerte.

Y recuerda… SI CREO, VEO.
¡Empieza a creer en ti!

No hay comentarios :

Publicar un comentario