MIS TRES PILARES

29 feb. 2016

A pesar de lo sencillo que es hoy en día obtener información sobre cualquier cosa, la psicología y la función del psicólogo siguen siendo grandes desconocidos; pues todavía hay gente que cree que ir al psicólogo supone estar “loco”.

Si bien es verdad que la psicología nace y sirve para aliviar o curar síntomas derivados de algún problema mental, este concepto ha evolucionado y ha ido mucho más allá con el paso de los años. La psicología, poco a poco se está despegando de esa primera definición para mostrar que abarca mucho más. De hecho, la psicología actual se centra en mejorar la vida de las personas y encontrar todo el potencial que llevan dentro.

Y es justo aquí donde yo me ubico. Mi pasión por el deporte hizo que me especializara en la psicología deportiva, una disciplina de la psicología que busca optimizar las capacidades de la persona para llegar a su mejor rendimiento deportivo.

Esto, además de permitirme estar cerca del deporte (campo que me encanta y al cual dedico varias de mis aficiones), me llevo a poder aplicar esta visión positiva de la psicología al resto de las personas, de manera que exprimieran todas sus capacidades y pudieran disfrutar al máximo de sus vidas.

Es por ello, que también me formé y ejerzo como coach, ya que el coaching es una herramienta que permite crear un proceso activo en el cual se ayuda a la persona a descubrir por sí misma qué necesita en su vida y cómo lo puede conseguir.

Como habréis visto, he destacado en el texto las palabras potencial, capacidades y positiva. Y la razón, es que estas 3 palabras reflejan y forman los pilares sobre los que trabajo.


Con este artículo, espero haber ampliado un poco la visión que teníais sobre esta profesión y en concreto mi forma de entenderla. ¡Os animo a que probéis sin miedo y experimentéis el cambio positivo que tanto la psicología como el coaching pueden aportar a vuestras vidas!

No hay comentarios :

Publicar un comentario